Las buddy film o buddy movies son un género en sí de películas en el que, por encima de los acontecimientos narrados, prima la relación de camaradería entre los dos protagonistas masculinos. Desde la comedia al cine de acción se han beneficiado de una fórmula que hunde sus raíces en las primeras manifestaciones literarias de la humanidad: la epopeya de Gilgamesh.

Sobre el poema de Gilgamesh

El poema de Gilgamesh es de origen acadio, una obra que data del 2500-2000 a. C. y que fue plasmada en escritura cuneiforme sobre tablas de arcilla. La epopeya está basada en cinco poemas sumerios independientes, siendo la versión que actualmente conocemos un compendio de diversas ediciones rescatadas. La más completa, la del rey asirio Asurbanipal, cuenta con doce tabletas de arcilla que salvan las lagunas de pasadas versiones.

poema-de-gilgamesh-ejemplo-de-tablillas

En el poema de Gilgamesh encontramos a un rey de origen semidivino cuyos éxitos no le eximen de ser un déspota. Autoridad desmesurada y, sobre todo, unos derechos de pernada que insultan a sus súbditos. Los dioses, en respuesta a tal conducta, crean a Enkidu, un hombre semisalvaje cuyos intereses pronto chocan con los del regente. Del enfrentamiento entre ambos, en lugar de destrucción mutua, surge una amistad que pondrán a prueba en diferentes aventuras y enfrentamientos con criaturas monstruosas, como el demonio Humbaba.

Características del poema de Gilgamesh propia de las buddy movies

La búsqueda de la gloria y, posteriormente, de la inmortalidad, por parte de la pareja es uno de los ejes del poema de Gilgamesh. Pero nos quedaremos en la relación de ambos personajes, con una exaltación de los valores masculinos frente a los femeninos, con desigual presencia a lo largo de la obra pero claves en el desarrollo moral de los protagonistas.

Así, encontramos figuras como Ninhursag, la diosa madre, creadora de Enkidu en respuesta a heterosexualidad incontrolada de Gilgamesh; Ninsun, la madre del propio héroe, que profetiza la amistad con Enkidu; o Shamhat, prostituta sagrada que domestica al hombre salvaje con su sexualidad. En la mayoría de buddy movies encontramos a la mujer en roles igual de periféricos pero cruciales para equilibrar la masculinidad de los protagonistas.

thelma y louise

Thelma & Louise. Ridley Scott, 1991.

En los films de este género encontramos una alternancia entre las fortalezas y debilidades de los personajes, a modo de complementación. Concuerda con las distintas tablillas del poema de Gilgamesh, cuando Enkidu interpreta las pesadillas que su compañero como buenos presagios y, a la inversa, cuando Gilgamesh anima al hombre salvaje a adentrarse en los bosques y matar al monstruo Humbaba.

La muerte de Enkidu y su posterior descenso al inframundo también proyecta interesantes lecturas en el género de las buddy movies, ya que un arco acostumbrado es el del protagonista herido de gravedad que obliga a su compañero a tomar las riendas de la acción y, de paso, sortear alguno de los bloqueos que han caracterizado su desarrollo durante el metraje.

El género de la buddy movie

La buddy movie presenta enormes paralelismos con el desarrollo del poema de Gilgamesh, en especial, aquellas inscritas en el género policial. En los ochenta y, en menor medida, las décadas posteriores, proliferaron películas en las que dos héroes antagónicos unían fuerzas en la resolución de un crimen o conspiración. En ocasiones, el antagonismo redundaba en una diferencia de carácter y en otras, de procedimiento. Tales conflictos solían cruzarse con factores raciales (48 Horas, Arma letal), de género y hasta de especie (Socios y sabuesos, Duro de pelar). En el caso del género femenino, en parte, por diferencia de públicos, las asociaciones tienden al drama, como en la película Thelma & Louis.

Arma Letal, de Richard Donner.

Más allá del cine de acción, el género de la comedia presenta una larga tradición de películas de colegas, con dúos como el formado por Laurel y Hardy, Abbott y Costello y, más cercanos en el tiempo, Richard Pryor y Gene Wilder.

La lista de producciones conecta con los argumentos del crítico William Thomson, que detecta un matiz sociológico. El fenómeno de la buddy movie es principalmente estadounidense o, al menos, Estados Unidos es el país en el que más ha calado. Curiosamente, y regresando a la vertiente policial del género, descubrimos que la tendencia americana tiene algo de importado, ya que entre los precursores encontramos el film de 1949 Stray dog, de Akira Kurosawa (director con una formación afín a las estructuras míticas), que incluye una pareja de detectives (novel y veterano) que unen fuerzas en la resolución de un caso.