La mitocrítica es una disciplina relativamente joven aunque trate una de las manifestaciones antropológicas más antiguas de la humanidad: el mito. Definida a comienzos de los años sesenta por Gilbert Durand, el filósofo y sus continuadores no solo han demostrado el potencial de análisis diacrónico de esta materia, también su valor para examinar críticamente la sociedad contemporánea.

Las estructuras antropológicas de lo imaginario

En este libro, iniciador de la materia que inspira esta web, Gilbert Durand añade a las enseñanzas de su maestro, Gaston Bachelard, sus indagaciones sobre diferentes mitos y símbolos comunes a las culturas de oriente y occidente. Para ello reúne el trabajo de antropólogos, etnólogos, psicólogos y otras tantas disciplinas en un acertado intento de comprender las estructuras de lo imaginario y, a partir de ellas, aproximarse al significado simbólico inherente al mito.

Con sus estudios, Gilbert Durand se adhiere a la línea de mitólogos que se escinden del estructuralismo a la hora de defender sus tesis. Más allá de los niveles diacrónicos y sincrónicos con los que podemos estudiar el mito –propio de reputados estructuralistas como Levi-Strauss–, Durand propone un nivel de lectura simbólica que, aparte de moverse entre y al margen de los niveles citados, emplea el arquetipo como herramienta analítica. Estas esencias primigenias devienen objeto catalogable, ya que las repeticiones y las redundancias de los arquetipos permiten la agrupación de estos por territorios, como por ejemplo, los símbolos diurnos y nocturnos.

De la mitocrítica al mitoanálisis: figuras míticas y aspectos de la obra

Casi veinte años después de publicar Las estructuras antropológicas de lo imaginario, Gilbert Durand reúne una serie de trabajos posteriores en torno al título De la mitocrítica al mitoanálisis: figuras míticas y aspectos de la obra. En ella define el concepto y el camino recorrido hasta el momento, donde al igual que en su anterior volumen, confluyen diferentes disciplinas, con una dominancia de la lingüística.

La mitocrítica ofrece un método de análisis de la obra que indaga en las estructuras míticas inherente a, por ejemplo, un relato. De ahí que se interese en los temas presentes en él, cómo y cuánto se manifiestan, así como la relación que establecen con tratamientos pretéritos. Más allá de los temas, Gilbert Durand también recomienda seguir de cerca el diálogo que establecen personajes y escenarios con sus predecesores. Esta línea de interpelaciones diacrónicas llega hasta el momento en que el mito nace o vive su apogeo histórico, estableciendo así las bases que se correlacionan con el momento actual.

Acercamientos adicionales a qué es la mitocrítica

La mitocrítica cuenta en la actualidad con una presencia desigual en la cultura. Quizá sea el ámbito literario el más favorecido por el análisis mitocrítico, con publicaciones especializadas como la revista académica Amaltea. Tampoco nos debemos olvidar del myth theory and criticism, la respuesta anglosajona al trabajo de Bachelard, Durand y sus continuadores. Figuras como el crítico Northrop Frye trabajaron igualmente con el arquetipo, con exhaustivas obras en torno a la Biblia. En una dirección artística, más orientada a la creación poética, encontramos a Keats y Graves, donde el mito emerge entre metros y, en el caso del segundo, deriva en ensayos como el estudio de los mitos griegos y hebreos o las manifestaciones de la diosa blanca en la tradición.

Conclusiones

Con su trabajo, Gilbert Durand pone el acento en lo imaginario, que al igual que otras abstracciones filosóficas, se erige intérprete de un lenguaje inabarcable por los seres humanos. Sus herramientas son la base para una nueva forma de estudio, donde el rigor topa con una materia que, al contrario de la rigidez que adoptan los objetos milenarios, resulta tan dúctil como en sus primeras manifestaciones.